top of page

CATEGORÍAS DIAGNÓSTICAS DEL FROTIS DE PAAF DE MAMA

A la hora de emitir un informe, es fundamental tener unos criterios claros de lo que se desea conocer: una orientación clínica suficiente para abordar un determinado problema, o un diagnóstico exacto y lo más completo posible. Diferentes autores han defendido una u otra postura, y las discusiones continúan. Actualmente, parece haber acuerdo sobre la primera, de forma que se ofrece al clínico una categoría diagnóstica que implica una postura médica concreta, y se deja para el estudio sobre la pieza quirúrgica, si la hay, las matizaciones diagnósticas pertinentes. No obstante, esta norma general se debe saltar cuando se trata de calificar lesiones inoperables por su estadio clínico, en las que se debe dar la mayor información posible sobre la lesión; y se puede complementar con un diagnóstico preciso si la preparación del cito-patólogo lo permite.

A este respecto, se han publicado muchos trabajos que aportan diferentes calificaciones diagnósticas, aunque sólo algunos de ellos tienen unos subgrupos con la suficiente utilidad clínica. De estos, me permito recomendar el reseñado por Logrono y cols., que, aunque con matizaciones, tiene amplia aceptación y parece ser muy útil desde el punto de vista clínico.

I- Frotis negativo para malignidad. En otras clasificaciones se le denomina simplemente "benigno". Incluye quistes, abscesos, necrosis grasa, cambios Fibroquísticos sin componente epitelial proliferativo, el fibroadenoma y otros frotis negativos carentes de especificidad.

Frotis: Poca celularidad en general. Los grupos celulares son compactos, y con células uniformes de núcleo pequeño sin atipia ni nucléolo. El fondo suele ser limpio, seroso, con histiocitos, células apocrinas y mioepitelio (con frecuencia en parejas de núcleos.

II- Frotis con células atípicas de significado clínico indeterminado. En otras clasificaciones tiene denominaciones muy variadas que incluyen "coletillas" como "con atipia", "con proliferación", "proliferación epitelial con atipia", "no concluyente"

Incluye a los frotis de fibroadenomas muy celulares, papilomas intraductales, enfermedad fibroquística con cambios proliferativos del epitelio y al adenoma tubular. Cuando hay una sospecha clínica o radiológica de malignidad, la identificación de esta categoría de frotis implica la realización de una biopsia. A efectos de agrupar lesiones para estudios estadísticos, se consideran frotis "benignos". Es el subgrupo cuya utilización tiene más detractores.

Frotis: Además de los componentes propios de frotis negativo para malignidad, se observan aislados grupos celulares de morfología muy irregular o papilar, con elementos que presentan nucléolo, o con cierto amontonamiento de los núcleos.

III- Frotis sospechoso de malignidad. En otras clasificaciones, se le señala como "sospechoso", "sugerente de malignidad", y también "no concluyente".

Incluye a frotis de enfermedad fibroquística cuyo componente epitelial proliferativo presenta algún grado de atipia (hiperplasia ductal atípica) y al fibroadenoma atípico-tumor Filodes. Un frotis incluido en esta categoría requiere siempre estudio del cuadro mediante biopsia. A efectos de agrupar lesiones para estudios estadísticos, se consideran frotis "malignos".

Frotis: Grupos con rasgos de malignidad (tridimensionalidad, anisonucleosis, nucléolos) entre algunas placas de aspecto benigno y/o un fondo con "mioepitelio".


IV- Frotis positivo. En otras clasificaciones es denominado "maligno". Se incluyen aquí los frotis con malignidad obvia.

Frotis: Celularidad abundante en grupos irregulares, tridimensionales, con células que se desprenden de los bordes y elementos sueltos ("disgregación"). En tumores escirros la celularidad puede ser muy escasa, e incluso proporcionar, repetidamente, "material insuficiente". Los núcleos son grandes, están amontonados, y presentan amoldamientos entre ellos. La atipia es variable, pero hay polimorfía y anisonucleosis, núcleos de cromatina gruesa y nucléolos. Puede haber multinucleaciones y un número muy variable de mitosis, a veces atípicas. Los citoplasmas están mal definidos, y a veces son vacuolados; las luces intracitoplasmáticas con secreción ("cuerpos magenta") son mucho más frecuentes en las lesiones malignas, pero no son exclusivas ni de malignidad ni de patología de mama. El fondo de las tomas suele ser sucio, serohemorrágico, necrótico o inflamatorio. Normalmente, no debe haber mioepitelio ni grupos "benignos". Es un rasgo muy fiable de malignidad la existencia de grupos de estroma adiposo adheridos a grupos con atipia citológica

Además, se incluye una categoría, de "muestra insatisfactoria" cuando no hay en el frotis un mínimo de celularidad. Este "mínimo" también está discutido, y en cualquier caso depende de la lesión a estudiar: para una mastopatía, escasos histiocitos y un grupo fibroadiposo puede ser suficiente; para un cáncer de mama dudoso, no. Como norma general, se puede considerar como muestra mínima seis grupos epiteliales cohesivos, cada uno de ellos con un mínimo de cinco células ductales. Evidentemente, es necesario reconsiderar estas limitaciones cuando se valoran mamas muy fibrosas, nódulos fibroadiposos o la punción de un quiste, que, lógicamente, no proporcionan, normalmente, los grupos epiteliales que la norma pretende controlar.

No obstante, todas estas calificaciones diagnósticas genéricas agrupan a una serie de cuadros cuyo reconocimiento en PAAF suele ser posible y, por tanto, deben hacerse constar en el informe citológico para proporcionar al clínico la mayor información posible con el fin de facilitar la decisión terapéutica más apropiada. Por ello te invitamos al Training de Citopatologia Mamaria para ver con más detalle los criterios citomorfológicos de cada una de ellas, entra en este enlace para conocer más

521 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page