top of page

Clasificación de Bethesda para Citología de Tiroides

Los nódulos tiroideos son un hallazgo común en la práctica clínica, y determinar si son benignos o malignos es crucial para el manejo adecuado de los pacientes. La Clasificación de Bethesda para Nódulos Tiroideos es un sistema ampliamente utilizado que proporciona una estructura estandarizada para informar los resultados de la punción aspirativa con aguja fina (PAAF), un procedimiento comúnmente utilizado para evaluar la naturaleza de los nódulos tiroideos.



¿Qué es la Clasificación de Bethesda para Nódulos Tiroideos?

La Clasificación de Bethesda para Nódulos Tiroideos es un sistema de seis categorías utilizado para informar los resultados de la PAAF de un nódulo tiroideo. Estas categorías proporcionan una guía clara para los médicos sobre cómo interpretar los resultados y determinar el riesgo de malignidad asociado con un nódulo en particular.



Las Categorías de la Clasificación de Bethesda

Categoría I - No diagnóstica o No concluyente:

La muestra es insuficiente para realizar un diagnóstico definitivo.

Puede deberse a células escamosas, material hemorrágico, o falta de células tiroideas.

Se recomienda repetir la PAAF si persisten las sospechas clínicas.

Categoría II - Benigno:

Las células tiroideas presentes son benignas y no indican malignidad.

El riesgo de malignidad es bajo, generalmente menos del 5%.

Se sugiere seguimiento clínico para detectar cambios en el tamaño o características del nódulo.

Categoría III - Atipia de significado indeterminado o Lesión folicular de significado indeterminado:

Existen células atípicas o características que no son definitivamente benignas ni malignas.

El riesgo de malignidad varía y puede oscilar entre 5% y 15%.

Se puede considerar la repetición de la PAAF o la realización de pruebas moleculares adicionales para una mejor evaluación del riesgo.

Categoría IV - Neoplasia folicular o Suspiciosa de neoplasia folicular:

Las células muestran características sospechosas de malignidad, pero no son definitivas.

El riesgo de malignidad es del 15% al 30%.

Se recomienda la consideración de una lobectomía o tiroidectomía para obtener un diagnóstico definitivo.

Categoría V - Sugerente de malignidad:

Hay hallazgos citológicos consistentes con malignidad.

El riesgo de malignidad es superior al 60%.

Se recomienda la tiroidectomía para confirmar el diagnóstico y establecer el tratamiento adecuado.

Categoría VI - Malignidad confirmada:

Se identifican células malignas en la muestra.

El diagnóstico de cáncer tiroideo se confirma y se establece un plan de tratamiento.



Importancia de la Clasificación de Bethesda

La Clasificación de Bethesda para Nódulos Tiroideos es fundamental para orientar el manejo clínico de los pacientes con nódulos tiroideos. Proporciona una guía clara sobre el riesgo de malignidad asociado con los hallazgos citológicos y ayuda a los médicos a determinar el próximo paso en la evaluación y tratamiento de los pacientes.

Además, esta clasificación permite una comunicación eficaz entre los médicos, patólogos y pacientes, lo que facilita la toma de decisiones informadas y el diseño de planes de tratamiento individualizados.


Conclusión

La Clasificación de Bethesda para Nódulos Tiroideos es una herramienta invaluable en la evaluación de los nódulos tiroideos. Proporciona una estructura estandarizada para interpretar los resultados de la PAAF y determinar el riesgo de malignidad asociado con un nódulo en particular. Esta clasificación desempeña un papel crucial en la toma de decisiones clínicas y en el manejo adecuado de los pacientes con enfermedades tiroideas, permitiendo una atención médica más precisa y personalizada.

241 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page