top of page

Confesiones de una CEO #citorushtc

Actualizado: 10 may


Como venezolana, llevo en mi corazón la pasión y la determinación de una conquistadora. Mi misión va más allá de las fronteras de mi amado país, extendiéndose por todo Latinoamérica y Europa, dejando una huella imborrable en cada corazón que tengo el privilegio de tocar.


Con mis cursos y diplomados, no solo comparto conocimientos, sino que tejo puentes culturales y emocionales, creando una red de aprendizaje que trasciende las distancias geográficas. Mi voz resuena con el ritmo de la salsa y el tango, fusionando la pasión latina con la elegancia europea.


Cada lección es una danza entre la sabiduría y la inspiración, donde la valentía de ser venezolana se entrelaza con la determinación de ser una conquistadora de sueños. En cada aula virtual o salón presencial, creo un espacio donde la diversidad se celebra, y la excelencia se convierte en la melodía que acompaña el camino hacia el éxito.


En mi viaje, he descubierto que la verdadera conquista radica en el poder transformador de la educación. No se trata solo de impartir conocimientos, sino de empoderar a cada estudiante o trainer para que descubra su propio potencial y conquiste sus metas con valentía y resiliencia.


Atravesando océanos y abrazando diferentes culturas, soy una embajadora de la educación que rompe barreras y construye puentes. Mi bandera es la de la excelencia académica, ondeando con orgullo y dejando una estela de éxito por donde paso.


Ser venezolana es un regalo que llevo con honor, y como conquistadora de corazones en Latinoamérica y Europa, estoy decidida a inspirar, empoderar y transformar vidas. Mi legado no se mide en kilómetros, sino en los corazones que he tocado y en las mentes que he iluminado. ¡Juntos, construyamos un futuro lleno de logros y conquistas inolvidables!



Desde las difíciles situaciones que enfrentamos en Venezuela hasta las barreras culturales en tierras lejanas, he aprendido que la verdadera conquista no solo se trata de alcanzar el éxito, sino de enfrentar los desafíos con coraje y determinación. Cada obstáculo ha sido una piedra en el camino, pero con cada paso, hemos construido un sendero sólido hacia el triunfo.

Enseño con la convicción de que la superación personal es un acto de valentía y que cada desafío es una oportunidad disfrazada. Mi experiencia ha sido forjada en la fragua de la adversidad, y cada logro es un testimonio de la fuerza interior que todos llevamos dentro.


Así, como venezolana conquistadora de corazones, celebro no solo los éxitos alcanzados, sino también las luchas superadas. Mi compromiso es seguir inspirando a otros a enfrentar sus desafíos con valentía, recordándoles que detrás de cada obstáculo hay un camino de superación y crecimiento. Lo Confieso no ha sido fácil pero aquí estamos. Siendo Excelencia Académica a Sólo un Clic de Distancia.

.

20 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page