top of page

La citología por impronta intraoperatoria


La citología por impronta es el procedimiento mediante el cual el médico toma una muestra de células de un tejido mediante el contacto de una lámina portaobjetos directamente con el órgano o sobre una pieza quirúrgica del mismo.

La impronta intraoperatoria proporciona material celular intacto para el diagnóstico de patologías que pueden afectar a un órgano, sin pérdida o daño significativo del tejido y es una alternativa viable al corte por congelación, cuando no se dispone de este procedimiento.


Este es un método sencillo y eficaz en el cual después de haber preparado la muestra, al observar el material obtenido, se pueden apreciar con facilidad detalles nucleares como engrosamientos de la membrana nuclear, irregularidades de la misma, estado de la cromatina, si se observa o no nucléolos dando la facilidad de determinar si la lesión es benigna o maligna y solo sería cuestión de unos pocos minutos para obtener un resultado.

Técnica y procedimiento


Como todo tipo de toma de muestra bien sea citológica o histológica, la impronta intraoperatoria debe seguir con una serie de pasos para que su resultado sea óptimo al momento de la evaluación. Entre estos pasos se pueden mencionar los siguientes.


• Se procede a cortar con el bisturí una pequeña porción de un órgano, tumor o tejido.


• Se seca bien una de las superficies sobre papel absorbente con el fin de eliminar sangre y líquidos tisulares.


• Luego, con delicadeza, se realizan varios toques con la muestra sobre el portaobjeto o se puede colocar el material entre dos láminas y realizar un aplastamiento. También se puede raspar la superficie y el material se coloca en el portaobjeto.


• Para finalizar, se utiliza fijador, se colorea la lámina y se procede a examinarla bajo el microscopio. En algunos casos el médico espera el resultado de la citología antes de suturar al paciente, ya que se puede tomar la decisión de extirpar alguna parte con un tumor.


Existen diferentes técnicas para la realización de las improntas, esto puede variar ligeramente los pasos al momento de la toma de muestra. Entre ellas se pueden mencionar:


Por contacto, es cuando la impronta se realiza presionando firmemente la superficie del corte de tejido contra un portaobjetos. Cuanto menor sea la cantidad de movimientos que se realicen durante la impresión del material, menor será la distorsión de las células a ser evaluadas.


Por aplastamiento, en la cual una pequeña fracción del material a ser estudiado se dispone entre dos portaobjetos, realizándose extendidos gemelos, aplicando una presión considerable en el momento de la extensión. Este tipo de improntas adquiere gran significancia diagnóstica en biopsias de tumores cerebrales por el tamaño y la escasa celularidad de las mismas; esta técnica muy útil para fragmentos de tejido pequeño y blando, como el proveniente de tumores cerebrales.


Raspado de la superficie, en éste caso el patólogo realiza la cantidad de cortes que considere necesarios la pieza quirúrgica. Se raspa la superficie de los cortes con una hoja de bisturí. Dicho material de raspado se extiende sobre un portaobjetos. Se considera que el material obtenido en el primer raspado es aquel que tiene una mayor concentración de celularidad.



Si deseas conocer más de este procedimiento y su utilidad entra a nuestro nuevo video de Youtube en este enlace

2140 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page