top of page

Riesgos del uso de formol en el personal de salud de anatomía patológica


El formol debido a su volatilidad, se descompone rápidamente en el cuerpo y en la atmósfera, ya que se degrada en presencia de la luz solar en CO2 y H2O. De esta forma, no se acumula en el ambiente o en los seres vivos.

El uso y manipulación de estos productos se ha prohibido en algunos países debido al alto riesgo para la salud de quienes trabajan con ellos habitualmente. El uso del formaldehído puede producir irritación en la piel, ojos, nariz y garganta. Si se ingiere en grandes cantidades puede causar dolor, vómitos, coma e incluso la muerte a partir de 30 ppm o miligramos por litro.

Sustancia tóxica por inhalación, ingestión y contacto. Posiblemente carcinógeno para los seres humanos.

La manipulación del formol en las diversas operaciones hace que se pueda emitir al ambiente formaldehído que puede ser inhalado y entrar en contacto con los ojos y la piel del trabajador. También se pueden producir derrames y salpicaduras de formol que pueden afectar a los ojos y la piel.



Por inhalación: Gran irritación de las fosas nasales, garganta, laringe y bronquios, pudiendo llegar, con frecuencia, a provocar síntomas pulmonares graves (edema agudo de pulmón). Son frecuentes la tos, coloración azulada de piel y mucosas, sensación de falta de aire, y aumento de la mucosidad respiratoria. En ocasiones aparecen hemorragias nasales, dolor al tragar, edema de laringe con síntomas inmediatos de asfixia y dolor torácico con esputo sanguinolento. Puede llegar a provocar trastornos de la tensión arterial, arritmias cardíacas, coma y muerte. Es depresor del sistema nervioso central. Puede provocar acidosis metabólica. Con alguna frecuencia da reacciones de tipo asmático. Puede dejar secuelas respiratorias. La intoxicación puede ser mortal por varios mecanismos diferentes.


Por contacto: Causa una importante irritación de la piel y los ojos, con posibilidad de producir lesiones cáusticas (quemaduras químicas). Cuando existen salpicaduras oculares puede causar una gran conjuntivitis, con ojo rojo, sensación de aversión a la luz, gran dolor y visión borrosa, pudiendo provocar quemaduras cornéales. Por vía cutánea, al margen de las lesiones señaladas puede absorberse en limitadas proporciones.


Por ingestión: Es muy irritante para el tubo digestivo, causando con frecuencia sensación de ardor en la boca, garganta y estómago, y a veces dolor torácico o al tragar. Se produce abundante cantidad de saliva, náuseas, en ocasiones vómitos (que pueden ser con sangre), dolor abdominal y rara vez diarrea. Con el paso del tiempo aparece sensación de mareo, vértigos, obnubilación, somnolencia, y depresión del sistema nervioso central. Pueden producirse perforaciones esofágicas o gástricas en caso de grandes 2 concentraciones. Puede llegar a provocar la muerte. Puede ser responsable de fallo renal. Puede provocar acidosis metabólica.


Daños para la salud:

Aunque la tarea de tallado puede comportar otros riesgos, aquí se tratarán principalmente los derivados de la exposición a formaldehído.

La principal vía de entrada del formaldehído en el organismo es la vía inhalatoria, la absorción cutánea es reducida y la ingestión accidental es muy poco probable.

En el Sistema Inmunitario: El formaldehído es alérgeno, tiene acción sensibilizante, es decir, por inhalación o contacto directo puede ocasionar una reacción de hipersensibilidad, y, exposiciones posteriores incluso de muy baja concentración, pueden causar reacciones alérgicas severas de la piel (dermatitis de contacto), los ojos, el tracto respiratorio (edema laríngeo y bronco espasmo) e incluso generalizadas como el choque anafiláctico.

En el Sistema Respiratorio: Es muy irritante. Según la concentración ambiental los efectos van desde hormigueo en la nariz y garganta por irritación, a sensación de quemazón, tos seca y dolorosa, edema, y en casos extremos neumonitis y muerte. Se han descrito efectos crónicos como: irritación crónica, patología respiratoria crónica (bronquitis crónica), alteración de funciones respiratorias y exacerbación de asma preexistente, pero no se puede asegurar la relación directa de estos signos con el formaldehído.

En la Piel: Es muy irritante. Según la concentración los efectos por contacto pueden ser: irritación con eritema y picazón, endurecimiento, edema, vesiculación y descamación o bien efecto corrosivo pudiendo causar quemaduras graves. Si hay sensibilización previa, dermatitis de contacto.

En los Ojos: Produce irritación desde concentraciones muy bajas. Los efectos son desde pequeñas irritaciones de ojos y párpados, lagrimeo, escozor/dolor y visión borrosa a quemaduras graves con ulceraciones (daños permanentes) en caso de contacto directo por salpicaduras.

En el Sistema Nervioso Central (SNC): Se pueden producir efectos como irritabilidad, alteraciones del sueño, la memoria, el equilibrio y destrezas, fatiga, mareo, náuseas y dolor de cabeza.

Se sospecha que provoca cáncer ¡AVISO!. Se le relaciona con cáncer nasofaríngeo, y también con seno-nasal, leucemia mieloide y pulmonar. Está clasificado de categoría 2 según el Reglamento (CE) 1272/2008, y de categoría 1 (carcinógeno en humanos) según IARC (International Agency for Research on Cancer).


Primeros auxilios:

Retirar al paciente del ambiente contaminado, manteniéndolo en reposo. Retirar las ropas impregnadas y lavar la piel con agua durante 10-15 minutos. Lavar los ojos con abundante agua durante 15 minutos, abriendo bien los párpados y dejando que el agua arrastre el producto. Puede requerir respiración artificial.

Medidas para prevenir la exposición: Se resumen brevemente las medidas adecuadas para la prevención de la exposición. Para laboratorios de Anatomía patológica.


Protección general y colectiva:

Para prevenir la exposición a formaldehído es necesario reducir al mínimo posible su presencia en el puesto de trabajo, proteger al trabajador frente a salpicaduras y contactos directos con la piel y establecer un plan de formación e información del personal que lo

maneja.Se debe evitar la existencia de fuentes de contaminación innecesarias, como recipientes abiertos y eliminar rápidamente los derrames.

Deben observarse procedimientos de trabajo adecuados, evitando la evaporación y la formación de aerosoles y manteniendo los recipientes cerrados. La utilización de vitrinas con encerramiento y aspiración forzada reduce la presencia de formaldehído, siendo preferible a la utilización de extracciones localizadas móviles, que también son recomendables en casos concretos. Por otra parte una adecuada renovación general del aire colabora a la minimización de las concentraciones residuales.

Existen también unidades portátiles de extracción que aspiran el aire a través de unos filtros impregnados con permanganato potasio que fija químicamente. Estas unidades son especialmente útiles para eliminar el aldehido en salas de almacenaje de piezas pequeñas fijadas con formaldehído.


Equipos de protección individual (EPI)

La utilización de EPI implica el establecimiento de un programa para su adecuada gestión, desde la decisión de su utilización, hasta la formación e información a los usuarios y deberá tenerse en cuenta especialmente lalegislación existente al respecto, los RRDD de comercialización y de disposiciones mínimas de seguridad y salud para su utilización, no olvidándose nunca el carácter de "ultima protección" que tienen.

Los EPI recomendados generalmente para trabajar con formaldehído son los que protegen de contacto dérmico, como guantes, y de salpicaduras, como guantes, delantales, gafas y mascara facial. Si se pretende evitar completamente la inhalación de vapores, debe recurrirse a la utilización de equipos de protección respiratoria incluyendo filtros químicos del tipo AX. Consultar siempre su adecuación al fabricante y leer detenidamente el folleto explicativo.

Hemos diseñado un entrenamiento para proporcionar a los estudiantes una comprensión completa de los procedimientos y técnicas necesarios para trabajar como auxiliar de laboratorio citológico. Entra aqui https://www.citorushtc.com/auxiliar-laboratorio-citologico

Nuestro equipo de instructores altamente capacitados y experimentados guiará a los estudiantes a través de una variedad de temas, que incluyen:

Fundamentos de la citología

Preparación de muestras y reactivos

Técnicas de tinción

Además, los estudiantes tendrán la oportunidad de obtener experiencia práctica en la preparación y procesamiento de muestras citológicas bajo la supervisión de expertos en el campo. Con una demanda creciente de profesionales capacitados en citología y salud, nuestro programa de entrenamiento brinda a los estudiantes una ventaja en el mercado laboral. Al completar el programa, los estudiantes estarán preparados para trabajar en laboratorios clínicos, hospitales, clínicas y otras instalaciones médicas.



No pierda la oportunidad de iniciar o avanzar en su carrera en salud con nuestro Diplomado de Auxiliar de Laboratorio Citológico. ¡Inscríbase hoy mismo!

962 visualizaciones0 comentarios
bottom of page