top of page

Tipos de biopsias que debes conocer

Una biopsia es un procedimiento que se realiza para extraer una pequeña muestra de tejido o de células del cuerpo para su análisis en un laboratorio. Si presentas determinados signos y síntomas o si el médico identifica algo que sea motivo de preocupación, es posible que debas someterte a una biopsia para determinar si tienes cáncer o alguna otra enfermedad.

Mientras que las pruebas de diagnóstico por imágenes, como las radiografías, son útiles para detectar masas o zonas anómalas, no pueden diferenciar por sí solas las células cancerosas de las que no lo son. En el caso de la mayoría de los tipos de cáncer, la única forma de dar un diagnóstico definitivo es realizar una biopsia que extrae células para un examen más exhaustivo.

Estos son algunos de los diferentes tipos de biopsia que se utilizan para dar un diagnóstico de cáncer.



Biopsia punch Es la toma de un cilindro de tejido que varía de 1 a 6 mm de diámetro; en el caso de la piel comprende epidermis, dermis y tejido celular subcutáneo. Este tipo de biopsias muy indicada en la dermatitis inflamatoria.

Biopsia excisional Es la extirpación total de lesiones pequeñas, además de obtener la muestra se elimina la lesión (es muy empleada en la extirpación de papilomas y nevus).

Biopsia incisional Cuando se obtiene únicamente una parte de la lesión, se usa en procesos neoplásicos amplios y lesiones superficiales de fácil acceso (bordes de úlcera y procesos inflamatorios de piel).

Biopsia por raspado Se raspa con bisturí la epidermis y porción de la dermis, se usa en las lesiones névicas superficiales (afeitado). Nunca se la utiliza ante sospecha de una lesión melanótica, ni en neoplasias exofíticas en las que se ha planeado resección quirúrgica como tratamiento.

Biopsia en sacabocados Se emplean pinzas especiales de biopsia cortantes, punzantes, lazos, etc. para tomar un fragmento de sacabocados de lesiones ulcerosas, infiltrantes o vegetantes de mucosas.

Biopsia por punción-aspiración (PAAF) En este caso se toma la muestra mediante la introducción de aguja fina y la aspiración por jeringa; muchas de las veces solo permite obtener material líquido o semilíquido. Es muy utilizada en nódulos linfáticos, masas tumorales superficiales de cabeza y cuello, tiroides, glándula mamaria, nódulos hepáticos, riñones, etc. En algunos casos como en afecciones pulmonares, cerebrales o retroperitoneales, tiroides etc., debe utilizarse la orientación de la ecografía o la TAC (tomografía axial computarizada).

Biopsia por curetaje Es la toma de muestra de cavidades con el empleo de curetas, técnica muy empleada en estudios de endometrio.

Biopsias por trepanación Mediante el empleo de taladro o aguja se pueden tomar muestras de tejidos de gran densidad y consistencia como tumores óseos y médula ósea. Actualmente se utilizan agujas guiadas por un sistema estereotáxico.


Recepción de la muestra

El manejo y procesamiento de las biopsias y piezas quirúrgicas comienza en la sala de operaciones o en la consulta médica; la enfermera tiene la responsabilidad de preguntar con anticipación al cirujano si el material requiere examen urgente, cultivos, fotografía o cualquier examen especial. La realización de biopsias transoperatorias o por congelación será programada por el Servicio de Cirugía y comunicadas a Patología en el parte diario. En quirófanos o en la consulta, se dispondrá de recipientes de diferentes tamaños, plásticos con tapa hermética y fijador (formol buferado al 10%); por lo general el residente que asiste al acto quirúrgico es el responsable directo de hacer los pedidos o solicitud del examen histopatológico, el nombre y sello del solicitante es fundamental para reclamos y aclaraciones futuras.

Es muy importante que el Servicio de Patología elabore un instructivo para la toma, manejo y envío de las muestras, los recipientes, formularios, horario etc. y sea enviado a la persona responsable de quirófanos para su estricto cumplimiento.

Una vez extraída la pieza quirúrgica o biopsia debe ser colocada en el fijador (formol buferado al 10%) cuando la pieza quirúrgica requiere de fotografías, esta debe preservarse en refrigeración a 4 grados C, para evitar de esta manera los cambios histológicos y no alterar los tejidos. Sin embargo se debe tomar una sección representativa y fijarla inmediatamente para evitar daños en el tejido especialmente para pruebas de inmunohistoquímica y patología molecular.

El recipiente con la muestra debe estar debidamente rotulado con el nombre del paciente, con letra legible, sitio de origen de la muestra y fecha. 12 Manual de procedimientos en anatomía patológica Numeración y registro 13 Numeración y registro o matriculación € Inmunofluorescencia indirecta conducto pancreático.


Numeración y registro o matriculación

Cuando las “muestras” llegan al Laboratorio de Patología, estas son matriculadas, procedimiento que está a cargo del tecnólogo médico permanente del Servicio de Patología, y que consiste en verificar y registrar (en forma manual y/o en el sistema informático si lo hubiere) la siguiente información:

• número de orden correspondiente, nombre del paciente, edad, sexo, número de cédula de identidad, número de afiliación, número de historia clínica, tipo de beneficiario, servicio médico, datos de orientación diagnóstica, nombre y sello del médico solicitante, fecha de recepción de la muestra, examen transoperatorio, y observaciones, si las hubiere.


Si te interesa profundizar mas en este proceso cliquear AQUI















5380 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page