top of page

TRASUDADOS Y EXUDADOS EN DERRAME PLEURAL

Los Derrame Pleural se han clasificado clásicamente en trasudados y exudados. Los trasudados son ultrafiltrados del plasma en la pleura que se forman porque se alteran las presiones hidrostáticas u oncóticas sistémicas que influyen sobre la formación o absorción de Líquido Pleural.

El líquido se puede originar en el pulmón (insuficiencia cardíaca) o, menos frecuentemente en la cavidad peritoneal (cirrosis). Por el contrario, el Derrame Pleural exudativo se desarrolla cuando se afectan las superficies pleurales o se incrementa la permeabilidad capilar local por una inflamación pleural o pulmonar, o bien se reduce el drenaje linfático del espacio pleural. Infecciones y neoplasias constituyen las etiologías principales de este tipo de derrames. La importancia de diferenciar entre exudados y trasudados estriba en la necesidad de procedimientos diagnósticos ulteriores en el primer caso para conocer la etiología precisa, frente a la simple aplicación de un tratamiento en el segundo (p. ej.: diuréticos).

Exudado en liquido pleural
Exudado en liquido pleural

Desde su descripción hace 30 años, siguen vigentes los criterios de Light para diferenciar entre trasudados y exudados pleurales, según los cuales un exudado se define por la presencia de alguna de las siguientes características: a) cociente de proteínas entre Liquido Pleural y suero superior a 0,5, 2) cociente de lactato deshidrogenasa (LDH) entre Liquido Pleural y suero superior a 0,6 o 3) LDH del Liquido Pleural mayor que los dos tercios del límite superior de la LDH sérica

Estos criterios tienen una sensibilidad del 95-100% y una especificidad del 75-80% para identificar exudados. En dos estudios recientes se ha comprobado que la eliminación de uno de los elementos de la tríada (cociente LDH pleura/suero) no supone una merma en la eficacia discriminatoria (criterios de Light "abreviados").

Al priorizar la sensibilidad sobre la especificidad, los criterios de Light clasifican algunos trasudados como exudados, lo cual puede llevar a procedimientos diagnósticos innecesarios. Esto ocurre sobre todo en pacientes con insuficiencia cardíaca que están tomando diuréticos. Para resolver este problema, algunos autores recomiendan medir el gradiente de albúmina o de proteínas entre suero y LP, siempre que la sospecha clínica de trasudado no se vea apoyada por la aplicación de los criterios de Light. Cuando esta diferencia sea superior a 1,2 g/dl o 3,1 g/dl respectivamente, el paciente tendrá con toda probabilidad un trasudado.

Ante un enfermo con derrame pleural (DP), el primer paso debe ser discernir si se trata de un trasudado o de un exudado, para lo cual los criterios de Light continúan siendo la "regla de oro"

Si no cumple ninguno de los 3 criterios, se clasificará como trasudado. Si el paciente tiene un exudado, deben considerarse otras características del líquido pleural como su aspecto, recuento y fórmula leucocitaria, niveles de glucosa y amilasa, citología y cultivo.

Si te interesa la Citologia de líquido pleural, pronto tendremos noticias para ti.



1746 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page