top of page

Virus del papiloma humano


El VPH es un virus ADN de doble cadena circular, con cápside icosaédrica, fuertemente ligado como factor causal del cáncer de cérvix con fundamento en evidencia epidemiológica y soporte biológico plausible. Existen más de 80 tipos distintos de VPH, de los cuales, al menos 25 afectan al tracto genital femenino y, de acuerdo a su asociación con lesiones preinvasivas y cáncer, se agrupan en: alto

(tipos 16, 18, 45, 56), moderado (tipos 31, 33, 35, 51, 52) y bajo riesgo (tipos 6, 11, 40, 42, 43, 44), siendo el VPH 16 el responsable hasta en el 50% de todos los cáncer cervicales.

El VPH también puede causar otros tipos de cáncer anogenital, cánceres de la cabeza y del cuello y verrugas genitales tanto en hombres como en mujeres. Las infecciones por el VPH se transmiten por contacto sexual.



Actualmente se comercializan dos vacunas contra el VPH en muchos países de todas partes del mundo - una vacuna bivalente y una vacuna tetravalente. Ambas vacunas son altamente eficaces para prevenir la infección por los tipos 16 y 18 del virus, que son los causantes de aproximadamente el 70% de los cánceres de cuello de útero a nivel mundial. Las vacunas también son eficaces para prevenir las lesiones precancerosas del cuello del útero por estos tipos del virus. La vacuna tetravalente también es altamente eficaz para prevenir las verrugas anogenitales, una enfermedad genital común que prácticamente es siempre causada por la infección por los tipos 6 y 11 del VPH. Los datos de los ensayos clínicos y la vigilancia inicial tras la comercialización llevada a cabo en varios continentes muestran que ambas vacunas son seguras.

El grupo objetivo primario en la mayoría de los países que recomiendan la vacunación contra el VPH está formado por niñas adolescentes de 9 a 14 años de edad. Para las dos vacunas contra el VPH, el calendario de vacunación depende de la edad del destinatario de la vacuna.


 


Mujeres <15 años de edad en el momento de la administración de la primera dosis: se recomienda un calendario de 2 dosis (0, 6 meses).

Si el intervalo de tiempo entre las dosis es inferior a 5 meses, entonces la tercera dosis debería administrarse al menos 6 meses después de la primera dosis.

Mujeres ≥15 años de edad en el momento de la administración de la primera dosis: se recomienda un calendario de 3 dosis (0, 1-2, 6 meses).

NB: Sigue siendo necesario un calendario de 3 dosis para las personas conocidas como inmunocomprometidos y/o infectadas por el VIH.

La prueba de Papanicolaou, también conocida como “Pap” o citología vaginal, es muy importante porque permite detectar células anormales en el cuello uterino que podrían causar cáncer cervical. La prueba de Papanicolaou detecta cambios celulares provocados por el VPH, pero no detecta la presencia del VPH en sí.

En general:

Si tienes entre 21 y 29 años, hazte una prueba de Papanicolaou cada 3 años (a partir de los 25 años, tu médico puede cambiar a una prueba del VPH, cualquiera de las dos está bien).

Si tienes entre 30 y 65 años, hazte una prueba de Papanicolaou y una prueba del VPH (prueba conjunta) cada 5 años, o solo una prueba de Papanicolaou o del VPH cada 3 años.

Si eres mayor de 65, es posible que ya no necesites hacerte la prueba de Papanicolaou.

Tal vez necesites hacerte la prueba con mayor frecuencia si ya tuviste algún problema de cuello uterino, si tienes un sistema inmunitario débil o si tu madre tomó un medicamento denominado dietilestilbestrol (DES) durante el embarazo. El médico o enfermero te dirá cuáles pruebas necesitas y con qué frecuencia debes hacértelas.

VPH en hombres

¿Cómo contraen los hombres el VPH?

El VPH se transmite por contacto genital, más a menudo por relaciones sexuales vaginales o anales. También puede transmitirse durante el sexo oral. Dado que el VPH por lo general no produce síntomas, la mayoría de los hombres y mujeres pueden adquirir el virus y transmitirlo a sus parejas sin saberlo. Una persona puede tener el VPH aun cuando hayan pasado años desde que tuvo una relación sexual. Hasta los hombres que en toda su vida han tenido una sola pareja sexual pueden contraer el VPH.



¿Qué problemas de salud causa el VPH en los hombres?

La mayoría de los hombres que contraen el VPH (de cualquier tipo) nunca presentará síntomas o problemas de salud.

Pero algunos tipos de VPH pueden causar verrugas genitales. Otros tipos pueden causar cánceres como el cáncer de pene, de ano o de cavidad orofaríngea (parte posterior de la garganta, incluidas la base de la lengua y las amígdalas).

Los tipos de VPH que pueden causar verrugas genitales no son los mismos que los que causan cáncer.

Nota: Cáncer de ano no es lo mismo que cáncer colorrectal. El cáncer colorrectal es más común que el cáncer de ano y no es causado por el VPH.

¿Qué tan frecuentes son los problemas de salud relacionados con el VPH en los hombres?

✓Cerca del 1% de los hombres sexualmente activos tendrá verrugas genitales en algún momento.

✓ Los cánceres de pene, ano y de cavidad orofaríngea son poco comunes, y solo un subconjunto de estos cánceres realmente está relacionado con el VPH.

✓Todos los años, en los Estados Unidos, alrededor de:

• 400 hombres contraen cáncer de pene relacionado con el VPH

• 1,500 hombres contraen cáncer de ano relacionado con el VPH

• 5,600 hombres contraen cánceres de cavidad orofaríngea (parte posterior de la garganta), pero muchos de estos cánceres están relacionados al consumo de tabaco y alcohol, pero no al VPH.

Algunos hombres son más propensos que otros a contraer enfermedades relacionadas con el VPH:

✓Los hombres homosexuales y bisexuales (que tienen relaciones sexuales con hombres) tienen una probabilidad 17 veces mayor de padecer cáncer anal,

en comparación con los hombres que solo tienen relaciones sexuales con mujeres.

✓Los hombres con sistemas inmunitarios debilitados, como aquellos infectados con el VIH, tienen más probabilidad que otros de contraer cáncer de ano.

✓Los hombres con el VIH también tienen más probabilidad de sufrir casos graves de verrugas genitales más difíciles de tratar.

¿Cuáles son los signos y síntomas?

La mayoría de los hombres que contraen el VPH nunca presentará síntomas o problemas de salud. Pero en los que padecen problemas de salud, estos son algunos

de los signos y síntomas:

Verrugas genitales:

✓Una o varias verrugas en el pene, los testículos, la ingle, los muslos o en el ano o a su alrededor.

✓Las verrugas pueden ser elevadas, planas, o en forma de coliflor y presentarse solas o en grupos. Por lo general no duelen.

✓Las verrugas pueden aparecer semanas o meses después del contacto sexual con una persona infectada.

Cáncer de ano:

✓Algunas veces no se presentan signos ni síntomas.

✓Sangrado, dolor, picazón o flujo en el ano.

✓ Inflamación de los ganglios linfáticos en el área del ano o la ingle.

✓ Cambios en los hábitos de ir al baño o en la forma de las heces.

Cáncer de pene:

✓Signos iniciales: cambios en el color del pene, engrosamiento de la piel o crecimiento de tejido en el pene.

✓ Signos avanzados: una masa o llaga en el pene. Por lo general no duele, pero en algunos casos la llaga puede ser dolorosa y sangrar.

Cánceres de la cavidad orofaríngea:

✓Dolor de garganta o de oído persistente.

✓ Tos constante.

✓ Dolor o problemas para tragar o respirar.

✓ Pérdida de peso.

✓ Ronquera o cambios en la voz que duren más de 2 semanas.

✓ Bulto o masa en el cuello.

¿Hay alguna prueba para detectar el VPH en los hombres?

Actualmente no hay prueba del VPH recomendada para los hombres. Las únicas pruebas del VPH autorizadas en el mercado son para la detección del cáncer de

cuello uterino en las mujeres. No sirven para la detección de cánceres relacionados con el VPH ni de las verrugas genitales en los hombres. Las pruebas de detección del cáncer de ano no se recomiendan habitualmente para los hombres. Esto se debe a que se requiere más investigación para determinar si realmente pueden prevenir el cáncer anal. Sin embargo, algunos expertos recomiendan que cada año los hombres homosexuales, bisexuales y VIH positivos se hagan pruebas de detección del cáncer anal (pruebas de Papanicolaou anales), dado que el cáncer de ano es más frecuente en estos hombres.

No existe una prueba aprobada para detectar verrugas genitales en hombres o mujeres. Sin embargo, la mayor parte de las veces, las verrugas genitales se pueden ver. Si usted cree que tiene verrugas genitales, debería ir al médico.

No existe una prueba para saber si los hombres tienen el VPH. El VPH por lo general desaparece por sí solo, sin causar problemas de salud. De tal manera que si hoy se detecta una infección por el VPH, lo más probable es que dentro de uno o dos años haya desaparecido.

No hay pruebas de detección disponibles para el cáncer de pene.

Usted se puede examinar para buscar anomalías en el pene, los testículos o alrededor del ano. Consulte con su médico si encuentra verrugas, ampollas, llagas,

ulceraciones, manchas blancas u otras áreas anormales en el pene, aun cuando no duelan. Si deseas aprender más sobre esta patología puedes hacer el Curso de Diagnóstico Diferencial de VPH



1703 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page